Adiós a las inmobiliarias tradicionales

Adiós Liberpiso inmobiliaria Salamanca
Inmobiliaria del pasado

Mucha gente que ha vendido una casa a través de una agencia inmobiliaria se preguntará: ¿por qué me han cobrado 10.000 euros o más?, o ¿lo pagado se corresponde realmente con las horas trabajadas por los empleados de la agencia?, o ¿tan complejo es vender una casa que requiere de unos profesionales tan caros?

La respuesta a todas esas preguntas son más que evidentes, y, sin embargo, no se sabe muy bien por qué todo el sistema sigue funcionando a través de las inmobiliarias tradicionales.

Vamos a responder en este post a las preguntas anteriores, y en las siguientes publicaciones de los próximos días formularemos de manera sucinta las soluciones, al alcance de cualquiera, para ahorrarse tan alto coste de una manera más eficaz y segura que la ofrecida por las agencias convencionales.

1.- Evidentemente lo que cobran no se corresponde con el salario en horas de los profesionales que le atendieron. Por dos motivos:

  • Los profesionales de las agencias en su mayoría no tienen estudios universitarios y, por tanto, su salario no debería ser muy elevado.

  • Si se calcula el importe pagado por la comisión de venta y lo dividimos por el salario hora de un agente, que no debería de pasar de los 10 euros/hora, nos saldría, para una comisión pagada de 10.000, que este agente le ha dedicado a la venta de su casa 1.000 horas.

2.- En cuanto a la complejidad de la venta de una casa, hemos de decir que hoy es mucho más sencillo de lo que parece, y además se cuentan con recursos de muy bajo coste que nos van a permitir hacerlo con las máximas garantías, a saber:

  • La publicidad de la vivienda en venta y su busqueda por los compradores se hace mayoritariamente a través de los grandes buscadores inmobiliarios como idealista, fotocasa, pisos.com, etc. Colgar un inmueble para un particular es gratuito, y es igual de eficaz que si lo realiaza una agencia ya que éstas, hoy en día, publican todos sus inmuebles en esos portales pues saben que los compradores sólo buscan ya en estos sitios, no buscan en los escaparates de sus agencias.

  • Existe un profesional muy cualificado que, de manera gratuita, puede asesorar en los temas legales de la compraventa. Los notarios te cobrarán por los gastos de escritura, pero están obligados a asesorarte sobre la idoneidad de tu inmueble para la venta en cuanto a las condiciones legales y formales que debe cumplir. En la notaria te resolverán todas las dudas que tengas de manera mucho más eficaz que en una inmobiliaria, y además te aseguras que no tendrás ningún problema legal en la operación, no así con muchas inmobiliarias que hacen firmar contratos privados que muchas veces traen consecuencias imprevisibles para las partes, y con el único objeto de amarrar a las partes para asegurarse su intermediación y así su comisión, pero no los intereses de sus clientes.

En los próximos post explicaremos paso a paso cómo vender una casa por uno mismo, sin ayuda de una inmobiliaria, con la misma o mayor eficacia y seguridad, y ahorrándonos mucho dinero. ¡Hasta pronto!